CDL Madrid

Comparte:

El nuevo currículo de Religión Católica se analiza en el Colegio Oficial de Docentes

  • El curso se ha programado en el contexto de la XLI de la Universidad de Otoño, la oferta formativa para docentes más representativa del comienzo de curso y está organizado por el Colegio y la Delegación Episcopal de Enseñanza

19-9-2022-. El nuevo curso ofrece algunos retos difíciles para el profesorado. Con el desarrollo de la nueva ley de educación, la LOMLOE, son muchos los profesores que se preguntan cómo abordar su asignatura ante un currículo que se estrena este curso con poco margen de actuación para los centros; en el caso de la Religión Católica, se publicó el pasado 24 de junio. Ahora, sus profesores han de adaptarse a un nuevo diseño de la asignatura que ha generado dudas e incertidumbres. Su coordinador, Carlos Esteban Garcés, miembro del equipo pedagógico del Colegio Oficial de Docentes, ha diseñado un curso que abordará ese currículo desde algunas claves:  la pedagogía, la teología, la antropología y la didáctica; también desde la perspectiva competencial. En definitiva, un debate profundo que incluye también pautas sobre cómo programar la asignatura y dar respuesta dialogada al perfil diseñado en la LOMLOE.

Educar desde el humanismo

El que fuera presidente de la Comisión de Educación y Cultura en el Congreso y secretario general de Educación durante el gobierno de Aznar, ha querido analizar la relación maestro-alumno y, sobre todo, el aprendizaje desde esa “reconstrucción humanista” que considera imprescindible: “Vivimos tiempos en los que prevalece el repudio a la herencia recibida, en el que los principios de razón y libertad están disfrazados y en el que caminamos directos al desorden. Para el autor de Por una educación humanista es necesario redescubrir la experiencia educativa que pasa por valorar la autoridad del profesor; por dotar de más peso a los contenidos del aprendizaje, y por fomentar las virtudes intelectuales y morales orientadas al bien. Nasarre ha insistido en la necesidad de fortalecer el centro docente como institución, desde una concepción institucional y definido por un proyecto educativo.

Enfoque competencial

Una de las novedades de mayor impacto en este nuevo contexto pedagógico marcado por la LOMLOE es el enfoque competencial de los nuevos currículos, algo que “condicionará progresivamente la programación y la evaluación de la asignatura de religión católica y de todo proceso de aprendizaje”, ha señalado Carlos Esteban, coordinador del curso. Alfonso Carrasco, presidente de la Comisión Episcopal para la Educación y la Cultura, se refirió al compromiso de la iglesia con la educación, especialmente en estos momentos en los que la multiculturalidad está muy presente. También ha pedido más espacio del que la LOMLOE ha concedido a una materia que considera “necesaria para dar un contenido concreto a la afirmación de la centralidad de la persona”. En la línea de la defensa del humanismo, pilar de este curso, también ha subrayado la importancia de «dar prioridad a la persona del alumno, algo irrenunciable para una comprensión adecuada de la educación”. Por último, Carrasco Rouco ha querido recordar que «la clase de Religión juega un papel decisivo para que la escuela pueda cumplir su misión de educación integral del alumnado».

Durante varios días, y hasta el próximo martes 27 de septiembre, participaran en este curso ponentes de la talla de Ianire Angulo Ortodorika, profesora especialista en la Sagrada Escritura en la facultad de Teología de Granada, o Carmen Pellicer, presidenta de la Fundación Trilema. Durante estos días se sumarán a los ponentes citados representantes de la patronal Escuelas Católicas y del centro de Estudios superiores don Bosco de la Universidad Complutense de Madrid.